Listado de la etiqueta: Motörhead

He llegado un poco tarde al juego de los discos, bastante tarde para ser honesto, pero hay una razón detrás de todo esto. Mi padre era un gran coleccionista de discos en los años 70, 80 y principios de los 90, y tenía una impresionante colección que incluía todo tipo de discos, desde Led Zeppelin, Black Sabbath, Slade, KISS, Ramones, Uriah Heep y Aerosmith, hasta prácticamente todos los grandes grupos de guitarra que se publicaron durante esas décadas. De algunos discos sacaba incluso dos copias, una para escuchar y otra para guardar. Se las ponía a mi madre y le hacía adivinar de qué grupo se trataba, lo que ha hecho que tenga un cierto conocimiento sobre la música, pero también que haga afirmaciones como “¡es como Woodstock arriba cada vez que vuelves a casa!” cuando escucho Sex Pistols en mi habitación, y que describa a Jimi Hendrix como “el tío del pelo grande”. Claro mamá, el tipo con el gran, uhm, pelo…

Luego llegaron los años 90 y surgieron los CD: los vinilos ocupaban mucho espacio y, seamos sinceros, hacían que fuera un coñazo cambiar de casa, así que mi padre, como tantos otros, regaló su colección de discos. Las primeras versiones y ediciones de casi todos los grupos que me han obsesionado desde siempre, se han ido. Evidentemente, esto es algo que me ronda por la cabeza desde hace mucho tiempo, lo que me llevó a negarme a comprar discos, por la única razón de que sabía que me volvería loco que casi todos los discos que quisiera de los años 70 u 80, los tuviera mi padre y se los regalara a otra persona que no fuera yo. Hace unos años desenterró los que había conseguido conservar y me los regaló: los más preciados de todos, toda su colección de Ramones, todas las primeras ediciones. En ese momento, todavía no tenía un tocadiscos, así que me los llevé a casa y los guardé como una especie de santuario para la juventud de mi padre y su influencia musical en mí, y un recuerdo constante de mi infancia y de mi crecimiento escuchándolos. También un recordatorio de que podrían haber estado acompañados de unos 1500 discos más o así, DIOS LO TENGA EN CUENTA.

De todos modos, me pasé un tiempo dando vueltas al asunto del tocadiscos, y después de adquirir unos cuantos discos más aquí y allá de amigos y grupos de gira que se alojaban en el mío, decidí que era el momento de morder la bala y simplemente ir a comprar uno. Después de hacerlo, pasé mi primera tarde y casi toda la primera noche escuchando los discos que tenía, ordenándolos alfabéticamente una y otra vez para mi propia satisfacción, me registré y obtuve una cuenta en Discogs y añadí un montón de ellos a mi lista de “Quiero”, todo ello mientras me hacía a la idea de que me había jodido económicamente al 100% y que nunca más tendría dinero, porque si hay algo en lo que siempre he conseguido justificar el gasto de dinero es en la música y en los conciertos, y si comprar discos para ponerlos en orden alfabético antes de escucharlos ceremonialmente no es una inversión en mi propia felicidad, entonces no sé qué lo es: el ritual de dar la vuelta al disco y dejar caer la aguja mientras se acaricia suavemente la funda… Ah, Dios mío. ¿Así es como se siente el crack? Desde que adquirí un tocadiscos hace unos cinco meses, he añadido una buena cantidad de discos a mi creciente colección (el último ha sido “Rising” de Rainbow por sólo 3 libras en Reckless Records en el Soho, Londres – ¿cómo?), y en honor al día de las tiendas de discos de este año, que es hoy, he decidido elegir mi actual, y no puedo enfatizar esto lo suficiente, Los 10 mejores vinilosde mi colección, todos en orden aleatorio, porque Dios sabe que me mataría tener que elegir un favorito. Así que, sin más preámbulos, mi minucioso y no cronológico top 10 de vinilos actuales de mi colección:

Hällas – Extractos de un futuro pasado
Año: 2017
Adquirido: Cripta del Mago

La primera vez que escuché a Hällas fue hace unos tres años, pero no fue hasta el año pasado que realmente les di el tiempo un día después de venir al azar a través de un artículo sobre su recién publicado álbum de debut ‘Excerpts From a Future Past’ – Revisé el álbum en línea, y me vendió – dos segundos más tarde me desplazan a través de Instagram porque soy un esclavo de las redes sociales como la mayoría de la gente en esta triste sociedad, y vio que la tienda de discos de heavy metal ‘Crypt of the Wizard’ tenía unas pocas primeras impresiones en stock – me apresuré, y me las arreglé para conseguir una copia. Este álbum, que me encanta, te llevará a un viaje cósmico a través de la Edad Media, flotando a través del tiempo y el espacio rodeado de las armonías de guitarra de Thin Lizzy, el órgano de Uriah Heep y, a veces, incluso el sintetizador de los 80. Es un auténtico bombazo, y está casi garantizado que a tu padre le encantará – al mío le encantó.

 

Motorpsycho – Behind the Sun
Año: 2014
Adquirido: Amazon

Aah, dulce, dulce Motorpsycho, compatriotas noruegos y conocedores de jams psicodélicos tan intensos que casi cruzan la frontera entre el dolor y el placer. A pesar de que Motorpsycho existe desde antes de que yo naciera, no fue hasta más tarde que logré entender a esta banda, que me atrevo a decir que es una de las mejores exportaciones de Noruega junto con Kvelertak, Turbonegro, el petróleo y el Black Metal, y no los habría descubierto sin el guitarrista de Shaman Elephant, Eirik, que no podía soportar la idea de que yo viviera mi vida sin el placer que proporciona Motorpsycho, así que gracias, Eirik. En cuanto escuché este álbum, supe que lo necesitaba, y lo necesitaba de inmediato, así que cuando mis tiendas de discos locales me fallaron, recurrí a Amazon y a su entrega al día siguiente, me senté a acampar junto a la puerta y esperé impaciente. Este disco realmente te hace perder los estribos, comenzando con dulzura antes de que, de repente, surjan melodías suavizadas con explosivas jams psicodélicas, tan intensas que te olvidas de respirar – mi favorita personal del disco es la canción de cierre ‘Hell, Part 7: Victim of Rock’, que es mucho de esto último; una canción que sigue creciendo hasta que no puedes soportarlo más, antes de caer en el más hermoso y caótico desorden organizado que puedas imaginar, dejándote jadeando porque no has exhalado durante seis minutos.

 

Robin Trower – Dos veces menos que ayer
Publicado: 1973
Adquirido: Sister Ray Records

Todos pensábamos que este tipo sería la próxima gran cosa después de la muerte de Hendrix”. Mi padre me lo dijo cuando me puso por primera vez a Robin Trower, que después de los días de gloria de Procol Harum en los 60 formó un trío y empezó a publicar y tocar música con su propio nombre, siendo ‘Twice Removed from Yesterday’ el debut. Después de comprar el álbum y escucharlo, no tardé en hacer la comparación con Hendrix, ya que la similitud en su sonido y forma de tocar es asombrosa. Este álbum comienza de forma lenta pero hermosa, con tres baladas increíblemente fuertes que muestran la fenomenal forma de tocar la guitarra de Trower, antes de arrancar y volverse funky en ‘Man of the world’, seguida más tarde por la versión más sórdida de ‘Rock me baby’ que jamás he escuchado: este disco es eterno. Tuve el placer y el privilegio de ver a Robin Trower hace unos meses y fue asombroso, poder ver a uno de los más grandes guitarristas de una época en la que los gigantes caminaban por la tierra, alguien en la línea del propio Hendrix, Jimmy Page y Eric Clapton.

 

GNOB – Demonio del Sueño Eléctrico
Año: 2018
Adquirida: Regalado por la banda

Desde que conocí a GNOB en The Bird’s Nest, en el sur de Londres, hace dos años, se han convertido rápidamente en una de mis bandas favoritas de la escena musical underground londinense, además de ser muy buenos amigos míos. Su psicodelia de inspiración oriental es un soplo de aire fresco en la escena, que durante mucho tiempo estuvo encabezada principalmente por bandas de stoner más pesadas. Este álbum ‘Electric Dream Demon’ es su debut y una joya absoluta de un álbum – la mezcla perfecta de pesado y melódico, al mismo tiempo increíblemente suave y trippy, con hermosas, inquietantes y difusas voces, así como un montón de jams instrumentales, que soy un fanático.

 

Motörhead – Overkill
Publicado: 1979

Adquirido: Gifted

En 1979, Lemmy había sido expulsado de Hawkwind y sus días espaciales triposos habían terminado. En ese momento había formado con éxito la banda más ruidosa del mundo y había conseguido dar continuidad a su álbum de debut autotitulado de 1977 con lo que podría ser el mejor disco de Motörhead que se haya hecho jamás; Excesivo. Me gustaría estar allí en 1979 cuando se lanzó, para poder ponerlo en mi tocadiscos sin saber qué esperar, para luego ser golpeado con la pista de apertura más explosiva en la historia del tiempo. El rock ‘n’ roll había recorrido un largo camino desde Elvis, sin duda, y ahí tienes ‘Overkill’ llegando a 150 millas por hora, alimentado por Jack Daniels y la velocidad. En mi opinión, este álbum es un éxito tras otro, que muestra lo mejor de Motörhead. Elegir un tema favorito del álbum no es fácil, pero reconozcámoslo, ‘Stay Clean’ es bastante dulce, no es frecuente que Lemmy haga un solo, pero cuando lo hizo, lo hizo de forma espectacular. Un álbum increíble de principio a fin, reprodúcelo a todo volumen rodeado de amigos y brinda por tres de los mejores levantadores del infierno y roqueros que el mundo haya visto jamás: Lemmy, Fast Eddie Clarke y Phil ‘Philty Animal’ Taylor.


Deep Purple – Machine Head
Publicado: 1972
Adquirido: Regalo de Navidad de mi padre

Soy fan de Deep Purple desde que tengo uso de razón, y me atrevo a decir que la época de Ritchie Blackmore, Jon Lord, Ian Gillan, Ian Paice y Roger Glover fue sensacional. Es sencillamente asombroso, a la vez que político, funky y sórdido. Fueron los reyes de su tiempo, no cabe duda. Uno de mis favoritos de esa alineación es Machine Head de 1972, otro álbum que está lleno de una explosión tras otra. ‘Pictures of Home’, uno de mis favoritos, ofrece todos los solos que tu corazón pueda desear; bajo, guitarra e incluso teclas. Ah, no me hagas hablar de las teclas en este álbum, Jon Lord te tiene cubierto de la A a la Z. ¿La introducción clave de ‘Lazy’? Mierda, épico. Gracias Jon Lord por ese dulce ritmo de Hammond.

 

Earthless – El cielo negro
Lanzamiento: 2018
Adquirido: Concierto en el Islington Assembly Hall, Londres

Oh, Earthless, ¿por dónde empiezo? A pesar de haber creado toda una ola de una nueva generación de bandas psicológicas surgidas de San Diego, realmente no hay otras bandas como Earthless. Musicalmente están a un nivel diferente de cualquier banda que haya visto, y dejan de sorprenderme con todo lo que hacen, ya sean jams psicológicas instrumentales de 20 minutos, o como en ‘Black Heaven’, canciones estructuradas con voces increíbles, donde ninguna pasa de los nueve minutos. Este álbum, a pesar de ser muy diferente a los anteriores lanzamientos de Earthless, sigue siendo en gran medida un álbum de Earthless, mostrando las habilidades de algunos de los mejores músicos de nuestra generación. En cuanto a ver a Earthless en directo, estos chicos son probablemente lo más cerca que estarás de ver algo parecido a The Jimi Hendrix Experience.

 

Neil Merryweaher – Space Rangers
Publicado: 1974
Adquirido: Discogs

El bajista canadiense Neil Merryweather lleva décadas tocando con artistas como Steve Miller, Rick James y Wilson Pickett, pero es su álbum en solitario de 1974 “Space Rangers” el que me robó el corazón. Mi primer encuentro con Merryweather fue a través de canciones ajenas, versionando el single de The Byrds de 1966 ‘Eight Miles High’, y debo añadir que haciéndolo de forma espectacular, y ‘Sunshine Superman’ de Donovan, también publicado originalmente en 1966, donde aporta el funk como pocos canadienses lo han hecho antes que él. Siendo Merryweather un bajista de corazón, hay un gran enfoque en el bajo para la melodía y no sólo el ritmo, casi tomando el lugar de una segunda guitarra que se ramifica en el territorio de los solos. Space Rangers” toca la base de varios géneros diferentes, con el tema inicial “Hollywood Blvd” que roza el pop, antes de aventurarse en el rock espacial, el funk y la psicodelia, y se ha convertido rápidamente en uno de los favoritos de mi colección de discos desde que lo tuve en mis manos.

 

Truth & Janey – Topeka Jam
Lanzamiento: 2018, grabado en 1974
Adquirido: Rockadrome


Este explosivo trío tomó su nombre del álbum ‘Truth’ de Jeff Beck y del guitarrista Billy Lee Janey, y puede que sean uno de los mejores tesoros ocultos de la Iowa de los 70. Inspirados en los grandes guitarristas de blues de los 60, eran pesados como Pentagram, tenían el funk de Grand Funk y la crudeza de los stooges. Topeka Jam consiste en un puñado de canciones inéditas grabadas durante varias noches en Topeka, Kansas, en 1974, y ve a la banda aventurarse en interminables armonías difusas y jams, con la pista de apertura (y podría añadir, la única pista en la cara uno) ‘Midnight Horsemen’ (originalmente lanzada como un single de 3 minutos de duración en 1972) siendo atascado en el abismo por todo un psicológico 22 minutos. Es una elección audaz para un tema de apertura, pero pone el listón muy alto para el resto del disco, que no hace más que mejorar.

 

Ramones – Ramones
Publicado: 1976
Adquirido: De la vieja colección de discos de mi padre

Cuando mi padre regaló la mayor parte de su colección de discos, se quedó con algunos, sus posesiones más preciadas que mantuvo a salvo hasta que me las pasó a mí hace unos años; sus discos de los Ramones. Crecí escuchando religiosamente a los Ramones, amando su simplicidad, su energía, pero también su vulnerabilidad. Lo que más me gustaba era Joey, era el caso de espacio alto y me gustaba pensar que podía relacionarme con eso. Los Ramones abrieron mucho camino con lo que hicieron, a pesar de lo “simple” que era en comparación con muchas otras bandas de la época: inventaron el punk y crearon toda la escena del CBGB, y salieron de gira y dieron conciertos sin descanso hasta el final. Su debut autotitulado es un ejemplo perfecto de lo que eran los Ramones, canciones rápidas, pegadizas y cortas, algunas sobre lo que quieren hacer, otras sobre lo que no quieren hacer, y algunas, bastantes en realidad, sobre el amor.

Hay una cosa que nos gusta más que nada y es el rock ‘n’ roll, en todas sus formas y tamaños: nos encanta, no tenemos suficiente. Sin el rock ‘n’ roll, no estaríamos donde estamos hoy, y todo se lo debemos a este hermoso género y a sus descendientes. Nos gusta aprovechar esta oportunidad para iluminar a algunos (de los muchos) grupos y artistas de rock de nuestra lista actual.

Billy Gibbins, ZZ Top

Bax Bangeetar
Micro Dark

Otro de los guitarristas legendarios que se ha hecho un hueco en este artículo es el guitarrista de ZZ Top Billy Gibbons. Gibbons comenzó su carrera en The Moving Sidewalks cuando era un joven adolescente, una banda que consiguió actuaciones como telonero de grupos y artistas como Jimi Hendrix y The Doors; después pasó a formar ZZ Top a finales de los sesenta junto al bajista Dusty Hill y el batería Frank Beard (que curiosamente es el único miembro sin barba), que sigue siendo la formación permanente de la banda hoy en día, casi cincuenta años después.

A lo largo de su tiempo en la banda, Gibbons se ha convertido en un nombre masivo entre los guitarristas respetados, y una y otra vez produce álbumes de rock con infusión de blues de calidad, ya sea con los ZZ Top o como artista solista. El último en salir es su proyecto en solitario “The Big Bad Blues” publicado en septiembre de 2018, que no hace más que aumentar su ya impresionante currículum. Billy Gibbons es un maestro del blues, como mínimo. Gibbons no es un gran usuario de pedales, por lo que nos alegramos especialmente cuando se aficionó a nuestro pedal Bax Bangeetar, que utiliza tanto en directo como en el estudio.

Phil Campbell, Phil Campbell and the Bastard Sons

Phil Campbell es conocido sobre todo por ser el antiguo guitarrista de la legendaria banda de speed rock Motörhead. Su carrera en la banda duró 31 años, que pasó prácticamente en la carretera de gira o en el estudio de grabación. Lamentablemente, la banda se disolvió en 2015 tras el trágico fallecimiento de su líder Lemmy. Desde entonces, Phil ha formado su propia banda “Phil Campbell and the Bastard Sons” con tres de sus hijos reales, casi un negocio familiar como el nuestro, más o menos.

Rebelión de las runas, Turbonegro

AD30x 2
Rockerverb
Turbonegro salieron de los bosques noruegos y crearon su propio género llamado “Denim Death Punk”, que se acerca bastante a lo que llamamos rock ‘n’ roll, de ahí que los incluyamos en nuestra lista. Turbonegro se formó inicialmente a finales de los ochenta y se mantuvo en activo durante una década, antes de un largo parón de tres años. Por suerte, para alegría de los Turbojugends de todo el mundo, la banda volvió a reunirse y siguió publicando música. Rune es uno de los miembros fundadores de la banda, y ha sido un miembro constante con la excepción de algunos años que hemos decidido ignorar. Ver a Turbonegro en directo es, en muchos sentidos, la cosa más masculina y femenina que jamás verás, todo a la vez: hombres de mediana edad con sombreros de marinero y maquillaje, tocando un dulce rock ‘n’ roll para un grupo de hombres y mujeres sin camiseta (aunque tienden a dejarla puesta); pocas bandas organizan una fiesta como Turbonegro. Rune lleva usando Orange desde hace unos 15 años, tanto en directo como en estudio, y tiende a mantenerse alejado de los efectos, ya que “el sonido Rockerverb le proporciona la suavidad del rock clásico mezclada con el gruñido del hard rock moderno, que es perfecto para el ataque de la guitarra de Turbonegro”. – Rune Rebellion.

Scott Holiday, Rival Sons

OR15
Pre acústico
Tienda personalizada 50
PPC412

PPC212

Hay gente que dice que el rock ‘n’ roll se está acabando, así que cada vez que aparece un grupo como Rival Sons nos hace felices, ya que significa que podemos demostrar que la gente está equivocada. Rival Sons son una de esas bandas que cumplen con todos los requisitos de un grupo de rock clásico, pero con un toque moderno: tienen tanto los himnos como las baladas, un frontman asesino que puede tocar la pandereta y lucir supervolante mientras lo hace, lo cual es bastante raro en 2019, y tienen a Scott Holiday y su bigote de mago. A Scott le gustan los grandes sonidos, y con la “herencia y la historia asesina y colorida, la saludable lista de algunos de los mejores músicos de la historia y la alta calidad de los amplificadores y cabinas actuales, Orange fue una elección fácil”. – Scott Holiday.

Danava, Peter Hughes

Rockerverb50
OR100
PPC412x 2
Peter Hughes, el guitarrista de formación clásica y excepcionalmente hábil de las bandas de rock ‘n’ roll pesado Danava y Sons of Huns. Peter se hizo con su primer Orange (que era un combo Rockerverb 50) en 2007, tras graduarse en la Universidad de Willamette con una licenciatura en interpretación de guitarra clásica. No tardó mucho en tocar para ambas bandas, aventurándose lejos de los sonidos clásicos pero aportando todos los trucos del oficio, atendiendo ahora a un nuevo público con su rock ‘n’ roll pesado y de alto ritmo que encajaría con fans de la talla de Motorhead y Thin Lizzy. Desde entonces, se ha convertido en un embajador oficial Orange y ha adquirido algunas piezas más para su equipo en forma de dos cabinas PPC412 y un OR100. Cuando Peter no está tocando su amplificador Orange a unos decibelios excesivos, le gusta “puntear los estilos barrocos del único J.S. Bach en la guitarra clásica”, así como ser un micólogo aficionado, o un entusiasta de los hongos.